El Folklore se baila en Nivel Inicial

Con el propósito de que los estudiantes generen un interés por la cultura nacional, a través de la danza y la expresión corporal, se desarrollan las clases de folklore. Así, la idea es que, desde la infancia, se sientan identificados con nuestros ritmos y que desarrollen una interacción para identificarlos y explorarlos.


La encargada de dictar las clases de folklore es la seño Gabriela, que destacó, a su vez, de los objetivos de cada encuentro: “es que aprendan, no tan solo los elementos básicos de la coreografía de una danza, sino nuestras raíces y se interesen por cada elemento que constituye nuestro folklore: arte, creencias y costumbres, narraciones, refranes, etc.”.

De esta manera, el juego se posiciona como protagonista, comprendiendo una iniciación al baile, identificando diferentes ritmos o variantes folklóricas, para ver si debemos bailarla con pañuelos, zapatear y zarandear o ejecutar diferentes sonidos, como castañetas o saltitos.

Por tanto, se trabaja en una buena percepción a través del oído, propiciando un trabajo tanto grupal como individual, donde el reconocimiento de las danzas es pieza fundamental.

Acerca de la devolución por parte de los pequeños y pequeñas del jardin, expresó:
“Los niños reciben la propuesta con muchas ganas, aunque en un principio les resultó difícil romper la barrera de la vergüenza para las expresiones corporales; entonces mediante juegos rítmicos, con los pies, comenzaron a interesarse cada vez más”.

A su vez, comentó que, en los encuentros, se aborda también la historia de cada baile, con leyendas populares o mitos de cada región.

Finalmente, en torno a la importancia de la disciplina, sostuvo: “aporta un gran desarrollo del oído, como también de la motricidad, ya que necesitamos una gran disociación del cuerpo para lograr tener el control de los movimientos y el equilibrio y que todo esto se ejecute dentro de un momento específico”.

Y agregó: “Desarrollan la creatividad, expresando corporalmente las figuras que integran la coreografía de las danzas, o las sensaciones, generando interés por indagar y valorar las diversas propuestas. Pero, además aporta que aprendan, no tan solo los elementos básicos de la coreografía de una danza y cantar canciones con ritmos folklóricos, sino que conozcan y se preocupen por valorar, defender y mantener vivas nuestras raíces”.

“Seguiremos trabajando hasta fin de año, con un contenido integrado, no solo para que aprendan a bailar nuestras danzas de raíz, sino para que también desarrollen un valor por la cultura y todos los elementos que constituyen el folklore nacional”, aseguró Gabriela para cerrar.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.