Masterchefsitos: cocinando también se aprende


Los estudiantes del Nivel Inicial cocinaron, se divirtieron y aprendieron como unos verdaderos Masterchefsitos.

La mayoría de los niños experimentan rápidamente que comer es alegría. Ellos también gozan ayudando a los adultos a cocinar.

Cuando los más pequeños están ocupados mezclando, revolviendo, amasando, estirando, sacudiendo, apretando, volcando, no se dan cuenta de que hay un ingrediente especial que se está agregando – y es llamado aprendizaje.

Fue así, que en el marco del proyecto Masterchefsitos, los estudiantes de sala de tres años, turno tarde, participaron en actividades de mantenimiento y cosecha en la huerta. Además, realizaron talleres de cocina, donde elaboraron budín de mandarina y chipá saludable ¡Que rico!

¿Sabias qué?

• Cocinar favorece el lenguaje y la lectoescritura . Hay bastante conversación sobre una receta mientras se lee, se sigue y se prepara.

• Los niños usan los conocimientos de la matemática para contar, medir, y seguir las direcciones paso a paso.

• La ciencia se aprende cuando los niños ven cuando las comidas cambian de estado físico cuando se cocinan. También aprenden sobre temperaturas, flotación, estados del agua , mezclas, disuelto, derretido,etc…

• La buena nutrición es estimulada a través de la preparación para cocinar. Viendo exactamente que es lo que va en una receta ayuda a los niños a tomar mejores decisiones acerca de la comida que ellos comen.

• Los niños pueden aprender sobre otras culturas mientras ellos preparan comidas de grupos culturales diferentes.

• La destreza del pensamiento se desarrolla mientras que los niños aprenden a comparar y relacionar en la preparación de las comidas. Si, por ejemplo, usamos demasiada harina en nuestra receta de los bollos el resultado será que estén más secos y duros.

• Habilidades sociales se practican mientras los niños trabajan juntos en la preparación de las comidas, toman los turnos y resuelven los problemas. Más importante aún es que se trabaja la estima cuando los niños preparan comidas para ellos y otros.

• Se ponen en práctica hábitos de higiene y orden. Antes de comenzar hay que lavarse muy bien las manos, ponerse un delantal y recogerse el pelo. Al terminar se lavarán todos los utensilios utilizados, se limpiarán las mesas y se dejará todo recogido.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.