Una oportunidad de aprendizaje responsable, ciudadano y compartido

Por Lic. Boffelli Natalia
Asesora pedagógica Coordinadora sopp IMVA IENM


Desde hace tiempo el término empatía es utilizado en nuestro lenguaje cotidiano casi de manera permanente, y hoy vale la pena recordar que hace referencia a una habilidad  cognitiva – emocional – afectiva de una persona  capaz de ponerse en la situación emocional de otro, o como bien decimos en el zapato del otro. 

No es fácil, pero si posible y necesario en este momento poder darle el valor que guarda y llevarlo de manera conciente a que este 2021, para que nos acompañe a llevar adelante una pedagogía del cuidado, a través del respeto y responsabilidad por los protocolos educativos, de manera conjunta, alineada e inegociable.  

Se requiere de un entorno que eduque en el cuidado de cada uno, de su familia y del personal escolar. Las ansiedades, las preocupaciones, las inseguridades, entre otros, se pueden enfrentar de una manera, confiando en las toma de decisiones que se hacen en cada centro educativo y acompañando, no olvidando algo muy importante que es que cada centro educativo es una elección familiar y ello implica un acuerdo de confianza y afectividad, a su vez siendo concientes todos de la corresponsabilidad de conocer- informarse y responsabilizarse de cada item protocolar que nos implica como educadores (familia y escuela). 

Cada información y comunicación escolar, requiere tiempo de análisis, construcción y capacitación, y será sociabilizada en los tiempos que el que este habilitada, a su vez sujeta a cambios, modificaciones que las autoridades de sanidad indiquen, acorde al comportamiento de la enfermedad, COVID-19, en cada entorno. 

El esperar el momento, la información, el tiempo de comunicación, debe ser tolerado sin juicios, por algo se requieren los tiempos y son por seguridad de cada comunidad escolar.  Por lo cual, es importante que juntos asumamos de manera conciente y responsable cada paso que nos toca a cada uno. Seguramente habrá situaciones o modos mas cómodos o incómodos, pero siempre pensemos que es por el bien de todos, que toda medida es decisión de un equipo que busca el resguardo de  estudiantes y personal-familias y que esta bajo estructura estricta de normativas ministeriales de salud y educación consideradas ley. 

Dejar la queja individual y transformarla en acompañamiento colectivo, es el desafio, basado de la empatía y respeto, nos ayudará a cuidarnos y a poder disfrutar de esta posibilidad de encuentro tan deseado. 

Esta pandemia vino para darnos la posibilidad de crecer en muchos sentidos, si la vemos desde un lado positivo, y pensarla así, ayuda a posicionarnos en un constante lugar de aprendizaje, nos muestra lo peor con la posibilidad de cambio y tomar decisiones de mejorar. Nos muestra miserias humanas y a la vez nos da oportunidad de extrañarnos, emocionarnos, valorarnos y valorar cada pequeñez que antes no registrábamos.

Nos brindó mas creatividad ante el ahogo y nos permitió reinventarnos…seguro duele, molesta y angustia, pero tenemos la necesidad seguir, y saber que no estamos solos que podemos juntos ayudarnos a sobrellevar codo a codo esta situación inesperada. 

Nos queda una semana para el reencuentro, queremos hacerlo, afrontamos el desafío  aprendiendo, nos acomodaremos con amor – servicio y responsabilidad a los ajustes que se requieran, seremos abiertos y empáticos, todo lo que se necesite para enfrentar esta situación sabiendo que cada familia aportará su parte y juntos, en cada establecimiento escolar de Sierras Chicas podremos reencontrarnos con un acercamiento saludable y cuidado. Lo hagamos con la convicción de logro y confiando mutuamente. Nos acomodaremos juntos a los protocolos siempre pensando que guardar su viabilidad es cuidarnos unos a otros y una necesidad de salud y de posibilidad educativa.

Deseamos mucha suerte, , responsabilidad, tranquilidad y confianza a cada centro educativo y su personal, que se pone en acción y a las familias que los eligen para educar juntos a sus hijos.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.