Sin TECHO para la solidaridad

Matías Mazzia, alumno del Instituto Educativo Nuevo Milenio, comparte su experiencia en las jornadas TECHO donde se realizó la construcción de viviendas para personas de bajo recursos.

Matias Mazzia
Por Matías Mazzia. 5to Año, IENM

La jornada TECHO comenzó el pasado viernes 3 de agosto donde hicimos un par de actividades con los diferentes colegios y armamos las cuadrillas de trabajo, estas son grupos de 10 estudiantes que construyen las casas.

image2

El primer día de construcción colocamos los pilotes en el suelo, todos bien nivelados, en total fueron 15, pero en nuestro grupo tuvimos un par de complicaciones por lo que no llegamos a poner las vigas de piso, ni los paneles del mismo, cuando ya todos los demás lo habían realizado.

Mientras que el segundo día volvimos con muchas ganas y llegamos a poner los pisos, paredes y terminar el techo. El que consta de una viga maestra y ocho secundarías. Otro dato es que arriba de estas, van las vigas más chicas llamadas costaneras.

image4

Luego de colocar toda la estructura del techo, se pone aislante y se comienzan a poner las chapas. Por último, se coloca puerta y ventanas para que la casa esté al fin terminada. Además, algunos grupos tuvieron posibilidad de pintarlas, en nuestro caso no porque la dueña de esta casa no lo quería.

image7.jpegEL DATO: “El dinero para la construcción lo juntamos todos los chicos que participamos de le experiencia TECHO de nuestros Instituto Educativo Nuevo Milenio”; “Lo recaudado nos alcanzó para construir dos casas y salió de la venta de empanadas el pasado 25 de Mayo y de la colecta callejera que llevamos a cabo durante dos días seguidos”.

“Mi experiencia” 

image6

En lo que respecta a mi experiencia esta fue muy satisfactoria, muy linda y me ayudó mucho a valorar lo que uno tiene y lo agradecido qué hay que ser.

También, lo lindo de todo esto es que compartís momentos con personas de otros colegios, hacés muchos amigos y por último, los momentos que te llegan al corazón, que nunca los vamos a olvidar, que son aquellas pequeñas y grandes cosas que te deja la familia y la reacción de la misma al ver su nueva casa terminada.

 

Dejá un comentario