El Centro de Estudiantes, más activo que nunca

En los tiempos que corren, todas las actividades se vieron alteradas y la labor del núcleo de los estudiantes no fue la excepción. El ciclo lectivo recién iniciaba y el parate de las clases truncó el panorama que se había avizorado. Sin embargo, la actual conducción del Centro no frenó su gestión, aún en cuarentena y desde sus hogares, los jóvenes continuaron ideando planes para hacer más amenos los días que atraviesa tanto la institución, como el país.


Ante la situación de público conocimiento, los estudiantes de todos los niveles se encuentran realizando sus estudios desde casa. No obstante, el Centro de Estudiantes del Instituto Educativo Nuevo Milenio ha mantenido sus deberes y tareas, a pesar de las adversidades.

Para establecer los contactos necesarios, entre todos los miembros del equipo, utilizan fundamentalmente las plataformas de Instagram y WhatsApp, realizando reuniones virtuales. Agostina Budrovich, actual presidenta del organismo, contó cómo ha sido esta experiencia y los mayores desafíos a los que se han enfrentado.

Además, desde su perspectiva, aseveró que la función de un espacio como el centro, “no se trata solamente de incentivar el estudio sino también que sea un espacio de contención, sobre todo en este momento, para que se puedan desarrollar diferentes actividades, disciplinas y capacidades que a lo mejor en la rutina cotidiana de cada uno no se puede lograr”.

¿Qué herramientas están utilizando para mantenerse en contacto con el cuerpo estudiantil?

Por el momento, las herramientas que utilizamos son Instagram y WhatsApp. En Instagram la llegada suele ser un poco más general y en WhatsApp tenemos el cuerpo de delegados, que son los representantes de cada curso, entonces ellos son quienes presentan las propuestas, quejas o críticas y a partir de ahí lo trabajamos y se elabora un plan para mejorar las cosas con todo lo que tenga que ver con los directivos y profesores.

¿De qué manera les afectó la cuarentena a los proyectos que tenían próximos?

La cuarentena afectó bastantes cosas, porque teníamos pensadas muchas actividades dentro del colegio, más que nada deportivas, recreativas y culturales. Éstas requerían la presencia de algunos profesionales para dar charlas. También teníamos pensado realizar torneos de fútbol y vóley pero se vio todo suspendido.

¿Cuáles son los mayores desafíos para trabajar desde el centro, en estos tiempos?

Es bastante complicado la parte de elaborar una comunicación directa con el estudiantado ya que el único medio que tenemos son las redes sociales, y de una forma u otra no se termina de entender o transmitir completamente qué es lo que uno quiere. Se complica bastante, por ahí no todos pueden participar a través de las redes porque no las tienen, otros a quienes se les complica por el WiFi, el teléfono u otros motivos. Entonces, tenemos que tener la opinión y voz de una minoría, que no es lo que necesitamos. Queremos saber lo que piensan todos y cada uno, por eso el cuerpo de delegados es lo más importante que tenemos en este momento.

¿Qué proyectos y actividades están planeando?

Estamos planteando diferentes tutoriales, que no podemos contar mucho porque la mayoría es sorpresa, pero tenemos algunas cosas relacionadas con lenguaje de señas, yoga, actividades recreativas y de entretenimiento para poder pasar esta cuarentena de una forma más llevadera.

¿Como presidenta, cual consideras que es la importancia de mantenerse activos aún en este periodo?

Creo que en este momento es muy importante, porque se pueden presentar problemas de distinta índole y nosotros somos los mediadores en ese caso, para que todas las partes puedan desarrollar sus actividades de forma más cómoda dentro de lo posible. En este momento esa sería la acción principal para darle comodidad y confianza a los estudiantes para poder ayudarlos en las cuestiones que más se les complican. Tenemos pensado ver algunas cuestiones con los profesores respecto a los horarios y las plataformas que se están usando, entonces es importante que el centro este activo para la parte académica y la recreativa. No se trata solamente de incentivar el estudio sino también que sea un espacio de contención, sobre todo en este momento, para que se puedan desarrollar diferentes actividades, disciplinas y capacidades que a lo mejor en la rutina cotidiana de cada uno no se puede lograr.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.